martes, 9 de diciembre de 2014

Te Extraño .

No recuerdo haber extrañado a alguien, de esta manera. Te siento cerca, se que ahí estás y comprendo de alguna manera todo lo que sientes por mí, pero me cuesta todo el trabajo del mundo, no hablarte, no saber de ti, vivir sin tus muestras de cariño, vivir sin ti. Extraño todas tus formas, cada día me haces falta un poco más. Al final no es lógico, al final la vida no es lógica. Te amo y punto. No hay otra cosa después del amor.

Me levanto todos los días, pensando en que falta poco para volverte a ver. Me muero todos los días, un poco o bastante. Me mata la distancia, y me da miedo guardarte rencor por mantenerme alejada de ti. ¿Me haces sufrir? ¿Quien me hace sufrir?... la distancia que elegí, la distancia que me pides. Poco a poco voy cumpliendo mis éxitos, mis logros se diluyen en el calendario, y no me importa. En lo absoluto me importan las deudas saldadas, los retos cumplidos, la ventana de mi oficina. Todo es gris, todo tiene un sabor amargo desde que te fuiste, y si como es para no morir. Había leído sobre eso, la comida que se quedaba sin sabor, el no tener una sonrisa sincera, el no ser feliz.

¿Nadie se muere de amor?Yo no lo se, pero esto no es vida. No es vida morir un poco cuando me acuerdo de todo  

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Si mis sueños fueran otros...

"Me quiero morir". Es el sentimiento más sincero que puedo encontrar en este momento. No hay música lo suficientemente fuerte para dejar de oír mis pensamientos, de sumergirme en mi espiral de tristeza. Te amo tanto... y detesto el tiempo implacable que hoy arrebata nuestra felicidad. "Si tuvieras 10 años más.."... "Si tuvieras 10 años menos"... tal vez en otra vida, nos conocemos justo en el momento correcto, ni antes ni después, nos salvamos de tanto dolor, de tanta soledad. En esa vida, vivimos en una hacienda pequeña, bonita y con plaga de girasoles. Yo amo cocinar, y mi mayor felicidad es tener a tus hijos contentos y felices, porque mi sueño siempre fue ser mamá. Y te llamo mi marido y me llamas tu mujer, y tienes un restaurante, dónde creas y disfrutas mucho, compartimos hobbies, compartimos el amor a la naturaleza, salimos a caminar todas las mañanas....
En otra vida, vivimos en París, y tenemos dos bebes, gemelos, y aunque no me agrada el invierno, vivo con los amores de mi vida. Y si mi plan es curarme por completo, crecer por completo, leer todos los libros que me hacen falta, visitar todos los museos que me hacen falta, todos los mercados que me hacen falta, viajar a todos los países que me hacen falta, y dejar que el tiempo acomode las cosas, y ¿envejecer contigo? en nuestra cabaña, poner mi tienda de joyería y arte y cuadros,  y un hostal, después de haber conocido Malvinas y sus playas fosforescentes que brillan de noche, pondré un hostal en San Cristobal de las Casas...